Lobos en el portal

con2trompas-violencia-machista-asesinos

Podría ser mi hermana, tu hija, vuestra nieta. Veinticinco años, toda la vida por delante y un ejemplo de hasta dónde te puede llevar el esfuerzo. Una ingeniera industrial, sociable y con un expediente brillante, que tras muchos codos empieza a recoger sus frutos en la vida real con su primer trabajo. Acaba de estrenar coche, comparte piso con dos compañeras, y asiste feliz a la primera cena de empresa de Navidad. Pisa la vida con los tacones de la determinación, de la fuerza que da saber que el principal límite es no intentarlo, que en nuestro empeño está la capacidad de construir la vida que queremos. Hasta que llega a casa sonrisa en llave para toparse con el peor de los escollos, ese que no se puede sortear porque habita en la sinrazón forjada desde una sociedad machista que mantiene en el constante filo del vértigo a sus mujeres. Un lobo en el portal cuchillo en mano dispuesto a beber su ira en sangre ajena. Como aquel que esperaba a su compañera para hundirle la cabeza a golpes contra los escalones y subirla a casa de los pelos. Diez cuchilladas y adiós sonrisa y el eco de una luz desangrándose sobre las frías baldosas de un rellano que la lejía borrará en el olvido una vez superado el impacto mediático. Y se volverá cifra, o el recuerdo indignado de un “¿te acuerdas de aquella chica que en la cena de empresa de Navidad…?”, ella que se llamaba Ana María, que era de todos conocida y admirada en su pueblo y en su entorno, que escribió con mayúsculas sus apellidos en la Universidad de Vigo hasta que un hijo de esta sociedad que no ha sido educado en igualdad, en mirar a su compañera de pupitre y de oficina de igual a igual, decidió borrar su rastro, su sombra, su luz… Su gustosa contribución futura a la sociedad que premió su constancia y saber hacer.

Solo la Educación puede salvarnos de los lobos en el portal.

Marina IZQUIERDO

 

 

 

Comparte esta entrada...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+

Comments

comments