Mujeres cocineras planeta gastro

La orfebre del dulce

Mujeres cocineras planeta gastro. Montse Abellà es pastelera, un término que le gusta mucho más que el de repostera. Llegó a este mundo en el que un ligero viento te destroza la receta bien entrenada para luchar y a sabiendas de que más que una profesión era un estilo de vida. Dice que ella personalmente no ha vivido el machismo en la profesión, y que el problema que lo acentúa es sin duda la conciliación. Porque para ella es fundamental conciliar y por las tardes, cuando el cole ha terminado, se lleva a casa todo su mundo porque en esta profesión tan pasional nunca desconectas. Es de las que te coloniza día y noche porque nunca dejas de pensar en el próximo reto. Ese que a veces nace del error para convertirse en gloria. La cuestión es estar siempre, siempre, siempre creando y probando bien sea una panacotta de hinojo, aguacate y limón como una zanahoria en granizado, lima, eneldo, avena y jengibre.

De no haber sido pastelera podría haber sido joyera, pero no solo en el diseño sino también en la elaboración de las piezas. Porque lo suyo es la minuciosidad. A veces se considera a la repostería como la hermana menor de la gastronomía, pero ella asegura que todos saben que los pasteleros sí pueden ser también cocineros, algo que no ocurre a la inversa.

Encabeza la lista de lujo del nuevo libro de Planeta Gastro que se llama Dulce y que cierra con el que fue su maestro, el alicantino Paco Torreblanca. A largo de un buen puñado de suculentas páginas, las recetas de los grandes maestros de la pastelería para hacer de nuestra vida un lugar mejor.

El que entre los 21 solo haya otra mujer, Andrea Dopico, nos demuestra que vamos haciendo camino pero que todavía sigue siendo un mundo mayoritariamente de hombres. Es la paradoja de la cocina. Un ámbito que desde sus orígenes ha pertenecido casi de forma exclusiva a las mujeres y que, al transferirse de la esfera privada a la pública, se ha convertido ya y con todos los honores y las medallas en un mundo de hombres. Urge la conciliación. Pero para ambos sexos.

Marina IZQUIERDO

 

Comparte esta entrada...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+

Comments

comments