WhatsApp Image 2017-09-22 at 18.15.07

13 Orquídeas blancas

Hace un mes y unos días que ya no se sienta en ese sillón, siempre flanqueado por su “Piruleta”. Y me duele. Me duele mucho.

Hace un mes y unos días que no cantamos juntas por las mañanas y no se despide cada noche con un “bona nit cresol que la llum s’apaga”.

Hace un mes y unos días que mi hijo Jorge no le hace rabiar y le pide que se saque la dentadura porque él asegura que sin ella está más guapa.

Hace un mes y unos días que cuando entro en casa corriendo no grito “tiaaaaaaaaaaaaaa” y ella me contesta con un “aquí estoyyyyyyy”.

Hace un mes y unos días que no la puedo ver, aunque puedo sentirla cerca. Justo frente a su sillón han florecido 13 orquídeas blancas maravillosas. Y sé que está cerca, a mi lado. Que no me va a dejar. Que no nos va a soltar de la mano nunca: en ella la palabra LEALTAD cobra nuevas dimensiones…

La vida nos regala momentos maravillosos y a nosotros nos la regaló a ella. Con su mal genio, con su risa contagiosa, con su humor inteligente, con sus recuerdos crueles de una guerra perdida. Nos regaló sus manos gorditas y sus besos calientes. Su mirada de niña y sus aventuras soñadas… Nos regaló su fortaleza, su poder, su generosidad, su entrega.

Se despidió cantándole a la Eva María de una playa lejana y me ordenó que en su partida bailásemos un chachachá mientras brindábamos por la vida…

Va por ti hermosa…

Comparte esta entrada...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on Google+

Comments

comments